Poros abiertos

Los poros de la piel se abren naturalmente para permitir su oxigenación y sudoración. Sin embargo, en algunos casos, su textura se vuelve similar a la cáscara de una naranja. Esta condición es común en ciertos tipos de piel y puede traer incomodidades por el aspecto que produce. 

Pero esto es posible controlar y mejorar mediante una rutina de limpieza, y aquí te dejaremos algunos tips para mejorar su apariencia. 

Primero que nada ¿Por qué tenemos los poros abiertos? 

Los poros abiertos son más comunes en la piel grasa, cuando el sebo se abre espacio entre las paredes de los folículos, hace que los poros se abran por mucho tiempo. Esto puede crear protuberancias irregulares en la piel, principalmente en el rostro, las ingles y tórax. 

El que los poros permanezcan mucho tiempo abiertos, puede hacer que se llenen de suciedad y esto cause acné, epinillas o los conocidos puntos negros. Sin embargo los poros abiertos no son exclusivos de la piel grasa, estos pueden presentarse en cualquier tipo de piel. Debido a la falta de elasticidad, al envejecimiento celular o a los cambios hormonales. 

¿Cómo cuidar los poros abiertos de la cara? 

Lo primero que debes de saber es que cerrar los poros es imposible. En realidad, no se trata de un problema de salud si no algo estético. Solo se puede controlar esta condición.

Para mejorar la apariencia de tu piel, puedes comenzar haciendo lo siguiente:

Ayuda con un limpiador adecuado para tu tipo de piel y un exfoliante no agresivo.

Ese momento es el ideal ya que los poros se encuentran más abiertos y facilitará su limpieza.

Mantente conectada

Posts relacionados

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Hablar con un asesor
1
¿Tienes alguna duda?
Hola ¿Cómo te puedo ayudar?