La piel hipersensible o la piel muy sensible es un tipo de piel muy común y molesto, en el cual pueden aparecer síntomas visibles como piel seca, irritación, exzema, ronchas, enrojecimiento y descamación y síntomas no visibles, como ardor, picazón o pinchazos. Si estas condiciones se presentan con enrojecimiento, la piel puede tener tendencia a la cuperosis, y desarrollarse rosácea. 

Pero ¿Qué es la piel hipersensible?

Es un tipo de piel que es hiperreactiva a diferentes factores de distinta índole que generalmente son bien tolerados por personas de piel normal. Se caracteriza por sensaciones molestas y reacciones visible cuando aquellas personas que la sufren entran en contacto con estresores generalmente inocuos, como pueden ser la temperatura extrema, químicos, o rayos UV. Estas sensaciones, y su intensidad, varían en cada individuo, por lo que puede dificultar el diagnóstico. 

Síntomas 

La hiperactividad o sobre estimulación de la fibrea sensoriales en la epidermis, permite que reaccionen más rápido y más fuerte que en condiciones de piel normal. Estas fibras sensoriales disparan sensaciones molestas en la piel que son descritas, entre otras cosas, como ardor, pinchazos, o tirantez de la piel facial o el cuero cabelludo, aunque ninguno de los anteriores son síntomas  visibles.  

Causas de la hipersensibilidad 

Las reacciones en la piel hipersensible pueden ser disparadas por factores ambientales, psicológicos, externos y/o mecánicos.

Los factores psicológicos incluyen

Los factores externos incluyen exposición a:

Soluciones 

Si tu padeces de piel hipersensible no debe ser una carga para ti. Con una rutina correcta para el cuidado de la piel, esta puede ser balanceada, la sensibilidad regular , y el enrojecimiento calmado. 

Para limpiar tu rostro, elige lociones que indiquen que son hipoalergénicas. Hoy en día hay muchas opciones para todos los tipos de piel 

Analiza tus cosméticos, si los tienes desde hace mucho tiempo, trata de comprar nuevos. Por ejemplo, la máscara de pestañas se ha de reemplazar cada 3 meses.

Evita las sustancias irritantes como el alcohol, el sulfato de sodio, los tintes, los colorantes y el ácido ascórbico. 

Prueba tus productos antes de usarlos. Pon una pequeña cantidad en la parte inferior de la muñeca y espera entre 1 y 2 días. Si pasado ese tiempo ves enrojecimiento, inflamación o irritación no es apto para ti. 

Mantiene la piel humectada, para evitar infecciones, alergias o daño por el sol. Los productos que sirven para este fin, forman una especie de escudo protector sobre la dermis. Puedes usar la crema de magnesio de Ópalo Beauty.

Cuida la dieta, no solo es necesario cuidar la piel por fuera. Lo que comemos también afecta a la salud y apariencia. 

Por ejemplo la vitamina C ayuda a neutralizar y eliminar oxidantes, como lo que se encuentran en la contaminación ambiental y los que resultan de la exposición a los rayos ultravioleta.

Mantente conectada

Posts relacionados

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Sólo este MES 10% de descuento

En toda la tienda. Pide el cupón el chat de WhatsApp

Hablar con un asesor
1
¿Tienes alguna duda?
Hola ¿Cómo te puedo ayudar?